Sábado, 19 Octubre 2019

Noticias | Críticas de TV

'Comando actualidad': Un comando desterrado

El equipo de Silvia Sánchez ha dedicado un programa a la problemática de la adicción al juego
04-03-2019 08:35
0 votos
Momento del último programa de 'Comando actualidad' RTVE

Momento del último programa de 'Comando actualidad' RTVE

Me alegró mucho que en RTVE responde atendieran la queja de una espectadora que no entendía por qué 'Comando actualidad' se emite en la madrugada. La verdad es que no tiene ninguna explicación racional que uno de los programas de producción propia más dignos de la televisión pública sea sometido a ese maltrato constante. 'Comando actualidad', maticémoslo, ha dedicado varias entregas a destacar asuntos espinosos de interés general. Bajo el epígrafe de 'Comando investigación', indagó entre otros en los negocios de las farmacéuticas.

Una vez ha regresado a su formato convencional, el equipo que dirige Silvia Sánchez ha puesto los puntos sobres las íes en el dinero que mueve el juego y las apuestas en nuestro país. Una lacra social más flagrante cuando conocemos los datos del porcentaje de menores que han caído en esas redes, atraídos en parte por la escasa distancia que separa los centros escolares de los salones de juegos. Los responsables de articular la parrilla de programación arguyen razones de rentabilidad para justificar estos desmanes horarios. En el fondo lo que subyace no es más que estrategia para subir las cifras de audiencia. O para que no bajen demasiado.

Ubicar Comando actualidaden las madrugadas es invisibilizarlo. Y no es excusa su repetición a primera hora de los sábados. Porque ahí sigue siendo invisible. La semana pasada La 1 programó cine las noches del martes, jueves, sábado y domingo. Siguiendo esos supuestos criterios de rentabilidad (los derechos de las películas son caros pero aseguran una determinada cuota de pantalla). Pero resulta que la televisión pública no está para eso. Ni para emitir blockbuster ni mucho menos para que estos sustituyan a programas de servicio público y de producción propia. Los directivos deberán enderezar el rumbo aún a costa de las cifras. De lo contrario, además de audiencia, TVE perderá el prestigio que todavía le queda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook