Domingo, 15 Septiembre 2019

Noticias | Críticas de Cine

'Los Japón': Amor con altibajos

Lo que podría haber sido una excelente comida se queda sin argumento para dar con la tecla maestra
01-07-2019 08:46
0 votos
Dani Rovira y María León, en la película. EP

Dani Rovira y María León, en la película. EP

Podía haber sido una excelente comedia y tiene casi todos los ingredientes que requería para ello, pero a pesar de su magnífico reparto y de algunas virtudes en el terreno de la realización que no pasan inadvertidas, no llega a alcanzar plenamente sus objetivos.

Diríase que el director Álvaro Díaz Lorenzo sabe en esta película, al igual que en las cinco que ha dirigido, qué teclas tocar pero sin encontrar cómo hacerlo para dar en la diana del éxito. Porque está claro que tanto su ópera prima, Café solo o con ellas, como La despedida, Señor dame paciencia y La lista, esta última sin estrenar, comienzan con buenos augurios, aunque tropiezan al tratar de rentabilizar un humor que debía haber dado más de sí.

Esta es una comedia romántica con toques acertados sobre un trasfondo histórico que nos remonta al siglo XVII, justamente al año 1614, cuando las tropas japonesas, bajo el mando del heredero del Imperio del Sol Naciente, desembarcan en Coria del Río con el propósito de desplazarse hasta la corte real para entrevistarse con el monarca español Felipe III. Una misión que, sin embargo, nunca llegará a hacerse realidad al enamorarse el nieto del emperador nipón de una campesina andaluza, con la que se une en matrimonio, y decidir no regresar a su país natal.

Pues bien, pasados 400 años el tema vuelve a cobrar vida al fallecer sin sucesor el emperador, circunstancia que convierte en heredero imperial a un vecino de la ciudad de Coria, Paco Japón, que asiste con su familia a un acontecimiento tan increíble como sorprendente. Como es lógico, en principio nadie da crédito a lo que sucede, que trata de hacer verosímil un enviado del país oriental llegado a España a tal efecto, si bien la resistencia irá desapareciendo a medida que la realidad se impone.

Con semejante equipaje la cinta trata de valerse de un sentido del humor muy andaluz que no siempre es todo lo efectivo que se deseaba y que tiene su intento más ferviente al trasladarse a Tokio el conjunto del clan español, para "tomar posesión" de su legado y abrir con ello una comunicación basada en el contraste humano y en el choque de culturas antagónicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deja tu comentario
La cinta de Dani de la Orden y una historia de la España de posguerra compiten en los salas [..]