Noticias | Planes

Viajes

Valencia-Ámsterdam, la conexión naranja

Una nueva ruta aérea diaria convierte a la capital holandesa en destino idóneo para una escapada. Recorremos la ciudad y te mostramos sus encantos
04-11-2016 09:23
0 votos
Los canales, uno de los elementos distintivos de Ámsterdam. Fotos: J. M. S.

Los canales, uno de los elementos distintivos de Ámsterdam. Fotos: J. M. S.

Dices que te vas a Ámsterdam y son inevitables las miradas cómplices o las palmaditas en la espalda. Pero hay vida más allá de los tópicos del 'coffee shop' o el Barrio Rojo. Mucha vida. Y esa vida está ahora un poco más cerca de Valencia. La aerolínea holandesa KLM abrió en abril una nueva ruta -también desde Alicante- con un vuelo diario en temporada de verano y seis semanales en la de invierno. Ideal para una pequeña escapada, ya sea en el próximo puente o en cualquier otra fecha.

Dos horas y media y ya estás en el funcional y confortable aeropuerto de Schiphol. ¿Y qué se puede ver y hacer en Ámsterdam? Las posibilidades son muy amplias. Ahí va una propuesta.

Los canales
Si en Valencia el pulmón que vertebra la ciudad es el Jardín del Turia, en la capital holandesa son sus canales. Existe hasta un museo, el Grachtenhuis, para conocer su origen y la conformación de la ciudad en el siglo XVI. Pero dicen que no se conoce realmente Ámsterdam si no se recorren sus aguas. Y es cierto. Hay múltiples maneras de hacerlo y para todos los bolsillos. Desde el patinete a pedales, pasando por la barcaza turística o una distinguida embarcación de madera con degustación de cava, fresas, chocolate y queso -'Old Amsterdam', por supuesto- a 200 euros la hora. El trayecto permite palpar la ciudad, conocer mejor su ritmo de vida, su idiosincrasia, su arquitectura, sus secretos...

De hecho, las casas más típicas de Ámsterdam, convertidas en otro de sus símbolos que se pueden ver en todo tipo de 'souvenirs', se encuentran edificadas a orillas de los canales. Son viviendas de varias plantas, de fachada muy estrecha e inclinada para ganar metros en las estancias del piso superior. Pero lo que más llama la atención del visitante -además de su construcción- es que, en general, las cortinas -si es que las hay- suelen estar abiertas de par en par. La vida de los habitantes de Ámsterdam en sus casas es absolutamente transparente. "No tenemos nada que ocultar", dicen. Así, desde la calle se pueden contemplar escenas de la vida cotidiana con toda naturalidad.

Las bicicletas
Es el vehículo por antonomasia de Amsterdam, grabado en el ADN de sus habitantes. Hay más de una bicicleta por persona, de media. Y la ciudad está pensada para ello. Se ven por todas partes, circulando o amontonadas en aparcamientos en las aceras. Eso sí, hay que ser valiente y tener cierta práctica para atreverse a serpentear entre coches y peatones. Al menos, la preferencia casi siempre es para el ciclista.

Con tanta bici, no es de extrañar que muchas acaben en el fondo de los canales. Nada menos que 25.000 al año. Y como todo lo tienen previsto, una embarcación escudriña y devuelve a la superficie con un gancho los vehículo, ahora embadurnados de fango.

Heineken Experience
Es uno de los polos más importantes de atracción de turistas, con cerca de un millón de visitantes al año. Se trata de una especie de pequeño parque temático de la cerveza -Heineken, claro- en el edificio que antiguamente acogió la fábrica original. Ahora ofrece un recorrido interactivo de casi dos horas que aún conserva reminiscencias de la factoría y muestra el proceso de elaboración de la cerveza, además de incluir dos degustaciones y una zona al final dedicada a las competiciones deportivas que la multinacional patrocina, como la Liga de Campeones o el Mundial de Rugby.

No es el único lugar donde disfrutar de una experiencia mientras se degusta una buena bebida. ¿Será por el frío? Para los amantes de los cócteles y la ginebra, House of Bols también permite conocer la historia y el proceso de producción de una de las destilerías más afamadas de Holanda a través de distintos vídeos y juegos con los que interactuar. Y por supuesto, se puede probar al final. Ah, y es el único lugar donde se pueden contemplar todas las casitas que KLM entrega a sus pasajeros de Business y Primera, muy cotizadas entre los coleccionistas.

Museo Van Gogh y 'I Amsterdam'
Visita imprescindible para los amantes del arte es el museo dedicado al gran loco del pelo rojo, el más visitado de la ciudad con 200 cuadros originales. Ordenados cronológicamente, permiten observar la evolución artística del pintor. Aquí encontramos obras maestras como 'Los girasoles', 'Los comedores de patatas' o 'Almendro en flor'. Sin duda, admirarlas en vivo puede llegar a cambiar la visión que se tiene del genio.

Muy próximo al museo, y frente a otro de los emblemáticos como es el Rijksmuseum, se encuentra uno de los lugares icónicos del nuevo Ámsterdam. Las letras de 'I Amsterdam', la marca turística de la ciudad, en las que todo visitante que se precie no se puede marchar sin una fotografía ante los enormes caracteres.

Los mercados
Como en cualquier capital, no faltan los mercados tradicionales al aire libre en que comprar alimentos frescos y los productos más típicos. Los de Ten Kate y Albert Cuyp cumplen esa función. Coloridos y concurridos, ofrecen prácticamente todo lo imaginable.

Pero el concepto de mercado del siglo XXI lo ejemplifica De Hallen. Lo que originariamente fueron las cocheras del tranvía se ha transformado ahora en un centro donde concurren la cultura, la moda, el diseño, la gastronomía o el arte. Incluye desde tiendas con productos obra de jóvenes diseñadores, biblioteca, puestos de comida 'foodtruck' y tapeo con sabores del mundo, salón de presentaciones mediáticas y hasta un hotel.

Todo a la última, en un concepto que nos encantaría fuese exportable a ciudades como Valencia, donde lo más parecido, aunque de lejos, sería el Mercado de Colón.

A'dam Toren
Tras la Estación Central se alza una vanguardista torre de muy reciente construcción que, desde su imponente mirador a una altura de veinte pisos, regala unas inigualables vistas de Ámsterdam con panorámicas de 360 grados. Su ascensor es capaz de alcanzar el punto más alto en sólo 22 segundos, en una ascensión de infarto. Y por si la descarga de adrenalina no fuera suficiente, un columpio para los más atrevidos permite balancearse sobre su cima. Una atracción de las que no se olvidan, como toda Ámsterdam en sí, una de las ciudades más bellas de Europa.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

Actualidad

Tres destinos ideales para unas vacaciones de última hora en septiembre

Te proponemos tres lugares para que aproveches esos días que te quedan en el mes de septiembre

Terra Mítica incorpora por primera vez la realidad virtual 360

La realidad virtual 360 llega en exclusiva a Titánide, la montaña rusa invertida del parque temático de Benidorm, Terra Mítica

Cuando sube la marea, estos lugares se ocultan.

Lugares que desaparecen cuando sube la marea

La subida del nivel del agua transforma el paisaje de estos bellos escenarios

Nantes, el ave fénix del arte

La capital del País del Loira se reinventa un verano más para convertirse en el epicentro cultural de Francia


Cine Kinépolis Valencia

Cine Kinépolis Valencia

Un multicine con amplia y variada programación en 24 salas. Los cines Kinépolis de Paterna destacan por su calidad de imagen y de sonido.
Cartelera del Cine Kinépolis Valencia