Cicloturismo

La Vía Verde de La Panderola

0 votos

Valencia - Valencia

Un viaje al pasado, para apreciar mejor el presente. Pedalea sobre este antiguo ramal ferroviario conocido popularmente como 'La Panderola'

ACCESO:
Cogeremos el tren de Cercanías Valencia - Castellón.

LONGITUD:
La ruta que proponemos tiene 13,70 kilómetros. Si para volver a Valencia desde el Puerto de Burriana se decide ir a la estación de Renfe de Burriana- Alquerías del Niño Perdido regresando por el mismo recorrido realizado, el total de kilómetros sería de 19,44. Y si se opta por enlazar el final de esta ruta con el inicio de la Ruta 14: Vía Verde de La Pedrera, que empieza en el mismo lugar donde termina esta, y que nos guiará hasta La Vilavella para terminar en la estación de Renfe de Nules-La Vilavella, los kilómetros totales a recorrer serían 30,28.

DURACIÓN:
Unos 75 minutos de pedaleo, a los que habrá que sumar otros 20 para curiosear por la plaza de La Panderola y degustar, a mitad de ruta, unas mandarinas.
Para regresar a Valencia, la estación más cercana de Renfe es la de Burriana- Alquerías del Niño Perdido, ante la que habremos pasado anteriormente, situada a 5,74 kilómetros, y a la que podremos volver por el mismo recorrido antes realizado.

DIFICULTAD:
Ruta bastante sencilla, pues discurre sin ningún desnivel apreciable, pero habrá que tener muy en cuenta que a lo largo de la mitad del recorrido habrá que compartirla con el tráfico de las poblaciones de Vilareal y Burriana.

RECOMENDACIONES:
Al ser una ruta tan corta y fácil, al terminarla, podríamos aprovechar para recorrer también la Vía Verde de La Pedrera, que se inicia donde termina esta y nos llevaría hasta Nules.

ÉPOCA  APROPIADA:
En cualquier época del año, si no hace mucho frío o viento.

DE INTERÉS:
En Vila-real: la recientemente remodelada Plaza de la Vila, con su original mezcla entre lo antiguo y lo moderno, y su cercana Casa de l'Oli.
En Burriana: el muy recomendable e interesante Museo de la Naranja.

RUTA:
Km. 00,00 (WP 1, 30S, 748074E-4424364N)
Iniciaremos el kilometraje en la  puerta de la estación de Renfe de Vila-real, y saldremos del recinto incorporándonos a la avenida de Francia, que al instante dejaremos torciendo a la izquierda para recorrer el Passeig de L'Estació, luego la calle Ramón y Cajal, y tras cruzar la Plaza de la Vila, seguiremos las calles Conde Albal, Comunió y Onda.

Km. 01,27 (WP 2, 30S, 747303E-4425278N)
Cruzaremos la calle Comte de Ribagorza, teniendo delante una de las esquinas de la plaza José Soriano, más conocida popularmente como la plaza de La Panderola, y tras detenernos sobre el paso de cebra, desconectaremos el cuentakilómetros para recorrer la manzana donde se ubicaba la estación y su explanada de vías.
De todos los inmuebles de la antigua estación, habrá que celebrar que haya sobrevivido el coqueto edificio de viajeros, en la actualidad transformado en Escuela de Oficios, y al que se le ha adosado una Escuela Infantil. El espacio restante se ha aprovechado para la construcción del Colegio Público Sarthou Carreres, un Parque Infantil de Tránsito, un parque infantil de juegos, una pista de baloncesto y para terreno con césped y arbolado.
Bajo una estrecha techumbre sostenida por pilares de hierro, se encuentra la locomotora número tres, un coche de pasajeros de dos ejes y una placa de metal, entre las plantas que rodean el pedestal sobre el que se han colocado los raíles, con la inscripción: «Máquina y vagón del ferrocarril La Panderola, inaugurado el tramo Castellón-Villarreal en 31-10-1889 y supresión servicio en 1-9-1963; 90 años después de su inauguración Villarreal le dedica homenaje y agradecido recuerdo. 31-10-1979». Viéndola delante nos será más fácil imaginar lo que años atrás pudo ser un convoy ferroviario cruzando con exasperante  lentitud  el  centro  de  las poblaciones, lanzando bocanadas de espeso humo negro y atacando los oídos con sus reiterados silbidos y el insufrible traqueteo de la marcha al chocar las ruedas con las uniones de los raíles, mientras sus hierros y descoyuntados herrajes se retorcían de dolor lanzando patéticos y estrepitosos alaridos... y una vez saciada la curiosidad, volveremos hasta la esquina para poner en marcha el cuentakilómetros y continuar por la calle Onda.

Km. 01,45  (WP 3, 30S, 747158E-4425358N)
Rotonda. Desde aquí, el trazado del tranvía continuaba recto por la carretera de Onda, pero nosotros seguiremos por el trazado del ramal de ferrocarril que unía Vila-real con el Puerto de Burriana. Así que cogeremos la tercera salida para continuar por las avenidas de Alemania y de Italia y la calle de Matilde Salvador, a lo largo de las cuales llegaremos a siete rotondas, en las que continuaremos siempre por la segunda salida; a excepción de en la quinta rotonda, con una original fuente y un sauce, en la que seguiremos de frente por la primera salida.

Km. 04,00  (WP 4, 30S, 747379E-4423193N)
Después de pasar bajo la Nacional 340, torceremos a la izquierda por el camí Molí Roqueta, que se inicia justo antes de incorporarnos a la Nacional 340 en dirección a Castellón, viendo el trazado de la vía dibujando una suave curva repleta de vegetación silvestre a distinto nivel que los campos que atraviesa.

Km. 04,21  (WP 5, 30S, 747517E-4423061N)
Bifurcación. Seguiremos por la derecha y cuarenta metros más adelante volve- remos a situarnos sobre el trazado del ferrocarril para pasar bajo las vías de Renfe.

Km. 04,42  (WP 6, 30S, 747665E-4422918N)
Bifurcación. Cogeremos la pista de tierra que corresponde a la explanación del ferrocarril, que el ayuntamiento adquirió para dar acceso a los campos que se encontraban a ambos lados. Medio kilómetro después, el firme pasa a estar asfaltado, y noventa metros más adelante, cuando la carretera tuerce a la izquierda, estaremos dejando el trazado del ferrocarril, ya que éste seguía recto, paralelo a las vías de Renfe, tramo que está desaparecido.

Km. 05,51  (WP 7, 30S, 747937E-4421937N)
Cruce en T con un ceda el paso. Torcer a la derecha.

Km. 05,86  (WP 8, 30S, 747744E-4421650N)
Al llegar al inicio de la rampa de un paso superior sobre las vías de Renfe, torceremos a la izquierda, cogiendo una pista de tierra. Cien metros después veremos un trozo de murete del terraplén del ferrocarril, de un metro de altura y de unos cuarenta de largo, repleto de maleza, que desaparece a partir de donde el trazado se reutilizó para plantar naranjos.

Km. 06,09  (WP 9, 30S, 747830E-4421489N)
Cruce. Girar a la derecha.

Km. 06,31  (WP 10, 30S, 747863E-4421333N)
Cauce del barranco de Ratils. Antes de cruzarlo y continuar de frente, realizaremos un trayecto de ida y vuelta, torciendo a la derecha, hasta las aisladas y olvidadas pilastras del puente, rodeando la del centro.

Km. 06,66  (WP 11, 30S, 747873E-4421276N)
Cruce en T. Torcer a la derecha. Tras dejar atrás una vieja casa y otra casi derruida, llegaremos ante una cadena que corta el camino. La esquivaremos para llegar 40 metros más adelante al extremo de un pequeño terraplén de la vía sobre la que 20 metros después, nos encontraremos un canal de riego sin plataforma superior que tendremos que salvar a pie.

Km. 07,06  (WP 12, 30S, 747769E-4421002N)
Llegamos ante el  estribo en el que se apoyó uno de los extremos del desaparecido puente metálico sobre el río Seco. Para llegar al otro lado, tendremos que darnos la vuelta y, sin hacer caso de la pista que desciende al lecho del río, bordear el campo de naranjos dirigiéndonos hacia el puente de Renfe pintado en azul. Después de cruzar el río, torceremos a la izquierda en paralelo a las acequias.

Km. 07,96  (WP 13, 30S, 747618E-4420270N)
Tras 410 metros de camino de tierra, la traza pasa a estar asfaltada. Continuaremos de frente hasta llegar a la altura de la puerta de la estación de Renfe Burriana-Alquerías del Niño Perdido. Nos dirigiremos a la izquierda para pasar ante las puertas de los almacenes de naranjas, y una vez superemos una amplia zona de aparcamiento, torceremos a la izquierda. Al llegar a una carretera y un ancho canal, el camino que se ve enfrente, unos metros a la izquierda, es la continuación del trazado del ferrocarril.

Km. 08,88  (WP 14, 30S, 748308E-4419971N)
Corte por la carretera de circunvalación a Burriana. Giraremos a la izquierda, sortearemos tres enormes moles de cemento y seguiremos por un corto sendero hasta pasar sobre una acequia y llegar a la zona con hierba cortada. Continuaremos en paralelo a la acequia y la valla del chalet, que nos guiarán hasta un camino peatonal que nos per- mitirá pasar bajo la rotonda.

Km. 09,19  (WP 15, 30S, 748495E-4420013N)
Al cruzarnos con un carril bici, giraremos a la derecha.

Km. 09,34  (WP 16, 30S, 748358E-4419969N)
Torcer a la izquierda pasando ante el primero de los cuatro bloques de cemento, para seguir por la pista de tierra que corresponde al trazado del ferrocarril.

Km. 09,85  (WP 17, 30S, 748766E-4419755N)
Entraremos en Burriana por la calle La Vieta, llegando a la altura del monumento que la Corporación Municipal decidió levantar a La Panderola en 1973, situando donde estuviese emplazada la antigua estación de Burriana, una locomotora del ferrocarril de San Feliu de Guíxols a Girona, que anteriormente había circulado por las vías de La Panderola con el número 5. Como se puede apreciar, las pequeñas locomotoras de fabricación alemana de La Panderola se caracterizaban por su alta chimenea y por llevar los depósitos de agua y de carbón en el mismo chasis y no remolcado como lo hacían la mayoría de las máquinas de vapor de la época. Continuaremos sin hacer ningún giro brusco, contorneando lo que en su día fuese el límite sur de la ciudad, por la Ronda Panderola y la avenida de Pere IV, que nos dejará en la Plaza de la Generalitat Valenciana. Desde aquí seguiremos por la ancha avenida de Jaime Chicharro, toda una recta con amplio arcén, tan sólo interrumpida por dos rotondas, hasta llegar al Puerto de Burriana.

Km. 13,70  (WP 18, 30S, 750496E-4416894N)
Rotonda, con la entrada al puerto de Burriana al otro lado. Cogeremos la tercera salida para entrar en las instalaciones del puerto y detenernos al lado de la vieja grúa indultada donde daremos por finalizada la ruta.
 

Galería de fotos

Mapa