Noticias | Cine

Diez películas que te traumatizaron de niño

El recopilatorio definitivo de secuencias de cine que te dejaron con mal cuerpo cuando eras pequeño
16-05-2017 13:04
0 votos

Las películas infantiles a veces son engañosas. Que se lo digan a nuestro yo de cuando éramos pequeños. Cuando creíamos que íbamos a ver una película para niños, libres de todo sobresalto, de repente, ¡zasca! Una escena nos obligaba a apartar la mirada. Nos hizo dar un bote en el sofá. Nos forzó a poner morritos y nos dejó a punto de lagrimita.

Otras veces, sin embargo, fuimos nosotros mismos los que nos metimos en una situación que nos venía grande. Caímos en la tentación de ponernos una película no recomendada para nuestra edad, o los amigos nos instaron a hacerlo, y luego salimos del cine asustados.

Esperamos que esta recopilación de escenas te retrotraiga a una época en la que todo era asombroso y lo que aparecía en la pantalla parecía tan real como la vida misma. Tanto que las escenas más intensas nos producían una gran impresión. Seguro que ahora te hace gracia pensar que una vez fuiste tan inocente.

'Este chico es un demonio 2'

Esta comedia tenía a un niño gamberro, Junior, como protagonista. En la primera parte nos partimos de risa, pero este segundo episodio tenía un momento muy, muy bestia. Ese en el que Junior la 'liaba parda' como aquella socorrista de 'Callejeros' y no se le ocurría otra que poner una atracción llena de niños a máximas revoluciones. Todos se mareaban y aquello se convertía en una fiesta de vómito que empapaba a todo aquel que se encontrara a unos metros a la redonda. Mientras tanto al padre -el malogrado Ben Healy- se le caía la cara de la vergüenza una vez más. Yo no me volví a montar en una noria en mucho tiempo.

'Eduardo Manostijeras'

Toda la filmografía de Tim Burton es oscura y gótica, pero con 'Eduardo Manostijeras' probablemente alcanzó las máximas cotas de tenebrosidad. La película entera supura una atmósfera de tristeza y extrañeza que produce escalofríos. Probablemente la genial interpretación de Johnny Depp ayuda a ello. Está enorme. Recordamos una de las escenas más tristes. El excéntrico científico que creó a esta especie de Fránkestein está a punto de ensamblarle las anheladas manos que sustitirán a las cortantes prótesis que lleva hasta ahora. Pero Eduardo se quedará con las ganas, porque en ese momento el anciano sufre un paro cardíaco. Eduardo, impedido por esas afiladas tijeras, no puede hacer nada. Acaricia el rostro de su fallecido padre, y lo único que consigue es cortarle la mejilla. Inquietante.

'El misterio de Salem's Lot'

Esta no es una película propiamente dicha, sino más bien una 'tv movie' que en España se emitió como una miniserie.

Una de las tantas historias de Stephen King que han sido adaptadas al cine, en esta ocasión nos cuenta la terrorífica historia de un escritor que tras mucho tiempo fuera, regresa a su población natal, donde de pequeño vivió una experiencia sobrecogedora, y tiene la brillante idea de instalarse en una casa encantada. Y, entonces, se propaga por el pueblo una plaga que convierte a sus habitantes en vampiros. Da 'yuyu' de solo pensarlo.

'Quién engañó a Roger Rabbit'

Este film de culto combinaba magistralmente la animación con los personajes de carne y hueso. Entre los dibujos, hacían su aparición clásicos de la Warner y de Disney, como Betty Boop, Bugs Bunny, Mickey Mouse, Dumbo, Piolín o el Pato Lucas. Y además personajes de nueva creación como el propio Roger Rabbit o la misteriosa y atractiva Jessica Rabbit. Y por ello atrajo como un imán al incauto público infantil.

La escena final tenía de todo: una muerte por aplastamiento de apisonadora, una voz escalofriante y unos ojos saltones, y seguidamente otra muerte agonizante por derretimiento en ácido. A los niños que vieron esto se les revolvió el estómago.

'Robocop'

Vale, de acuerdo: 'Robocop' no es una película que debiera estar viendo un niño. Pero el que siendo pequeño no haya visto alguna vez una película recomendada solo para los mayores, que tire la primera piedra.

Las películas de tiros y las de terror llaman mucho la atención de los prepúberes. Para su escarmiento, muchas veces transgredir la norma pasa de ser un grito de rebeldía a una experiencia aterradora. 'Robocop' incluye varios momentos turbadores que quedaron en las retinas de la chavalería. Un ejemplo, esta muerte de un malo, que primero fermenta por el ácido y luego revienta como una piñata cuando lo atropellan.

'En busca del valle encantado'

La película se convirtió en franquicia y sus continuaciones no estuvieron al nivel de la original, que era una historia de amistad y superación preciosa. El detonante de esta primera aventura es muy triste e hizo emocionarse a más de uno. Un gran terremoto coincide con el ataque del malo de la cinta, 'Diente agudo', un feroz Tiranousario Rex. Un ataque que intenta detener la madre de Piecito -el cuellilargo bebé que protagoniza esta peli de dibujos-, pero muere trágicamente. Sí, como la mamá de Bambi, otra clásica escena causante de varios traumas infantiles.

Piecito tendrá entonces que llegar al Valle Encantado, el único lugar que ha resistido el gran temblor y al que han ido en éxodo los dinosaurios supervivientes. La historia es muy buena, pero esa escena nos puso los pelos de punta. Y es que, ¿hay algo que le encoja más el corazón a un niño que la idea de perder a su idolatrada madre?

'Tiburón'

Esta tampoco es una película apta para el público infantil, pero en nuestra defensa podemos decir que, en otros tiempos en los que aún no había legislación sobre la protección del menor en televisión, RTVE ponía 'Tiburón' en la sobremesa como quien pone 'Mary Poppins'. Y claro, nos quedábamos a verla.

Esa música de suspense€ Ese clima de tensión€ Y los gritos de agonía de sus víctimas. Muchos nos tapábamos con la manta cuando el escualo atacaba.

La saga 'Critters'

Los 80 fueron muy prolíficos en cintas de ciencia ficción un tanto excéntricas, que en su día eran consideradas de serie B, o Z, pero hoy se recuerdan con cariño. Dentro de esta categoría, y siguiendo la estela del éxito de los 'Gremlins', llegaron otras criaturas extraterrestres que daban también muy mal rollo. Eran los 'Critters', unas bolas peludas con la boca enorme llena de afilados piños.

'Matilda'

El cuento de Roald Dahl llevado a la gran pantalla tenía entre sus personajes uno muy malvado: la señorita Transbull, la profesora más mala que haya podido dar el séptimo arte. Protagonizaba dos momentos especialmente crueles: cuando metía a Matilda en el asfixiadero, y cuando hacía volar a una niña usándola como un martillo del lanzamiento de peso.  La pobre está a punto de acabar como un pincho moruno. Menos mal que tenía final feliz. Aún así, los padres tenían que tener ojo de no poner la película en domingo, porque el lunes habían llantos y gritos de "No quiero ir al colegio".

'Toy Story 3'

Hay una generación que ha crecido con la saga estrella de Pixar. Los tres episodios de 'Toy Story' han marcado tres etapas distintas de una generación, esa que estaba en primaria en la primera parte, en secundaria en la segunda y ya inmersos en el mundo laboral, o intentándolo, en la última. Una de las mejores trilogías que ha dejado la historia del cine no incluía muerte ni destrucción en su final. No le hacía falta. Simplemente, nos dejaba tristones. Porque era la hora de dejar atrás ese síndrome de Peter Pan, y asumir que ya no somos niños.

Y a ti, ¿qué momentos te produjeron impresión de pequeño?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deja tu comentario
La parte final de la película ha generado muchas dudas que se descubrirán en las siguientes [..]