Noticias | Cine

Entrevista

Leonardo DiCaprio: "El dólar es el dios moderno"

El actor, que viene de ganar un Globo de Oro, se mete en la piel de Jordan Belfort en 'El lobo de Wall Street'
17-01-2014 17:02
1 voto
El actor estadounidense Leonardo DiCaprio. EFE

El actor estadounidense Leonardo DiCaprio. EFE

"El dólar es el dios moderno", afirma sin dudarlo Leonarco Di Caprio sobre el mundo de las finanzas que muestra "El Lobo de Wall Street", una tragedia en tono de comedia ácida dirigida por su amigo y mentor Martin Scorsese que se estrena este viernes en España.

La cinta, que este jueves consiguió cinco nominaciones a los Óscar -mejor película, director, actor principal (DiCaprio) y secundario (Jonah Hill) y guión-, lleva a la pantalla la autobiografía de Jordan Belfort, quien a finales de los 80 lanzó una firma de inversiones con métodos más que dudosos, y después descaradamente ilegales, lo que le convirtió en multimillonario con apenas 26 años.

A partir de ahí, Jordan y sus colegas se lanzan a todas las formas posibles de premiarse por el éxito, lo que incluye cualquier tipo de bacanal, orgía, droga o práctica sexual, en un viaje despreocupado hacia la autodestrucción.

Eso y el lenguaje sin contemplaciones han hecho que esta larga cinta (tres horas de duración) tenga la calificación R en Estados Unidos y que en varios mercados asiáticos haya sido censurada a fondo, e incluso prohibida en algunos países.

Di Caprio, que viene de ganar el Globo de Oro al mejor intérprete de una comedia por su trabajo encarnando al protagonista, cree que la película no es sino una muestra del ambiente en el mundo de las finanzas pero también de la mentalidad general de la humanidad.

"El dólar es el dios moderno. No es algo nuevo, pero es algo más rampante que nunca. Y estos tipos son pececillos en un estanque mucho más grande", afirma el intérprete en una conversación con un grupo de periodistas europeos.

Mientras Belfort robaba decenas de millones de dólares a los ciudadanos que invertían con él, las grandes instituciones financieras "han estado robando a nuestro país y al mundo miles de millones", señala en referencia a la reciente crisis financiera y varios episodios que le siguieron.

DiCaprio compara un poco a Jordan Belfort, con el que pasó varios meses, con otro papel muy reciente, Jay Gatsby (orígenes humildes, riqueza ilegal, fiestas disparatadas) aunque el segundo actúa por un amor casi ingenuo mientras que el primero "es un producto de los tiempos".

El filme se ha realizado fuera del sistema de los estudios, que se asustaron ante la temática, pero DiCaprio resalta la carta blanca que recibieron de la productora para rodar una película que "es una sátira, una comedia oscura".

"Esta película fue muy experimental en muchas formas... Marty y yo tuvimos auténtica libertad artística. Es algo que no encuentras en los estudios", insiste.

DiCaprio, quien produjo la película, reconoce que se sintió "como el líder de una secta" en las escenas de discursos del protagonista a sus empleados, e insiste en que "no queríamos dar un falso sentido de simpatía o endulzar el final".

El intérprete, que leyó el libro autobiográfico de Belfort hace seis años, dice que le atrajo "su sinceridad" ya que "no tenía vergüenza de contar los detalles más íntimos".

Para Scorsese, que también participó en la misma conversación, se trata de una "tragedia que es divertida, pero también horrible", e insiste que "la película no exagera nada" y, de hecho, "solo muestra la superficie de lo que pasaba".

El cineasta neoyorquino reconoce alguna semejanza entre el mundo de la mafia que tan bien ha retratado en algunas de sus cintas, como la memorable "Uno de los nuestros" (1990) y el de las finanzas. "Creo que tienen la misma mentalidad, pero la mafia es la mafia, y no pretende ser representativa de la sociedad", explica.

Scorsese explica que estuvo tentado de no usar la voz en off que da unidad a los diversos episodios, "porque lo he hecho muchas veces", pero al final optó por mantenerla.

A lo largo de estos años, Scorsese dice que ha visto a DiCaprio evolucionar como actor ("me encantaría" que lograra un Óscar, dice) y destaca como en esta película el nivel de compenetración entre el reparto fue tal que algunas escenas quedaron abiertas a la improvisación.

Esta es la quinta colaboración entre DiCaprio y Scorsese, tras "Gangster de New York" (2002), "El aviador" (2004), "Infiltrados" (2006) y "Shutter Island" (2010).

El director, de 71 años, reconoce que trabajar con DiCaprio le "rejuvenece" debido a su entusiasmo y energía, y confiesa que tiene el mismo nivel de "confianza" en él que el que tiene con Robert De Niro.

"El lobo de Wall Street"
cuenta también con un apoyo sólido tanto en el guión, con el experto Terence Winter (coautor de series de mafiosos como "Los Sopranos" y "Boardwalk Empire") -que ha sido nominado al Óscar-.

Así como con un reparto de lujo que incluye a un espectacular Matthew McConhaughey en una breve participación, Rob Reiner, Kyle Chandler, Jonah Hill -también nominado-, el francés Jean Dujardin ("The artist") y Joanna Lumley, además de a la guapísima Margot Robbie.

Una banda sonora muy cuidada, asesorada por Robbie Robertson, y la fotografía del mexicano Rodrigo Prieto terminan de poner la rúbrica a una producción que busca ser una fábula de los tiempos modernos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deja tu comentario
La compañía reserva 1.000 millónes de dólares a esta nueva actividad y competirá en Hollywood [..]