Noticias | Críticas de Cine

Crítica de cine

'Los exámenes': Notable radiografía social

El rumano Cristian Mungiu, que ya ganó la Palma de Oro en Cannes años atrás, regresa para retratar la Rumanía de hoy
28-11-2016 08:28
0 votos
Adrian Titieni y Maria-Victoria Dragus en 'Los exámenes'. Twitter

Adrian Titieni y Maria-Victoria Dragus en 'Los exámenes'. Twitter

'Los Examenes'

  • Director: Christian Mungiu
  • Fotografía: Tudor Vladimir Panduru 
  • Intérpretes: Adrian Titieni, Maria-Victoria Dragus, Rares Andrici, Lia Bugnar, Malina Manovici, Vlad Ivanov, Enikoo Benczo, Petre Ciubutaru, Constantin Cojocaru, David Hodorog, Gheorghe Ifrim
  • Duración: 128 minutos

Por encima de todo destaca la prodigiosa autenticidad de los personajes, que son seres de carne y hueso que expresan a la perfección los enormes problemas que anidan en su interior, pero además de eso es una lúcida radiografía de la Rumanía de hoy, de la crisis que atraviesa a todos los niveles y de la corrupción que se ha enquistado hasta tal punto que es hoy algo plenamente asumido en el país. Y es, finalmente, una mirada a la familia desde la visión del padre, un médico ya maduro que siente que está haciendo lo mejor para su hija a pesar de que podría estar equivocado.

En todos estos escenarios se introduce con precisión un director, Christian Mungiu, que ganó la Palma de Oro de Cannes con 'Cuatro meses, tres semanas, dos días' y que se ha erigido en el más destacado cineasta rumano de las últimas décadas. Es muy complicado encontrar en el cine actual un autor que se exprese con tanta fidelidad y que vierta en la pantalla unas imágenes tan sinceras y verídicas. Como en el resto de su obra, Mungiu expresa con apenas unos planos la penosa situación que atraviesa una Rumanía que no supo canalizar adecuadamente, fruto en parte de la falta de armonía entre la sociedad y sus políticos, el impulso de su revolución contra la dictadura de Ceaucescu.

Es por eso que Romeo Aldea, un médico que está en ese periodo en el que no es todavía viejo pero que ya dejó atrás la juventud, está intentando ayudar a Eliza, su hija de 18 años, a que pueda estudiar en el extranjero. Ya tiene en su poder la beca que le abre el paso, pero debe también superar unos exámenes que son imprescindibles para ingresar en la universidad. Es aquí donde surgen los problemas, fruto de que las pruebas del primer día no han salido como debieran. En esta tesitura Romeo recurrirá a todo, incluso a la corrupción, para lograr su objetivo. Con un guión del propio director, la película ofrece una perspectiva impecable de determinados estamentos rumanos que no han sabido desprenderse de los obstáculos del pasado. El más revelador es el de una familia desestructurada en la que el padre engaña a su mujer, oculta el tema a su hija y evita confesar una realidad que le sobrepasa en todos los aspectos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deja tu comentario
La ex ministra de Cultura ha sido guionista de cintas de calidad discutible como 'Mentiras [..]