Noticias | Críticas de Cine

Crítica

'Le llamaban Jeeg Robot': Destellos de buen cine

Ópera prima peculiar, sorprendente, distinta, original y con destellos de buen cine
18-05-2017 07:37
0 votos
Un momento de 'Le llamaban Jeeg Robot' Youtube

Un momento de 'Le llamaban Jeeg Robot' Youtube

Fue una de las agradables sorpresas del cine italiano de 2016 y, en efecto, tiene virtudes de una película que es, y salta a la vista de inmediato, distinta, original y con destellos de buen cine, aunque fue algo sobrevalorada con sus siete David de Donatello, incluidos los de mejor actor y director.

No hay que restar méritos a una ópera prima peculiar y sorprendente, si bien la cinta aglutina una serie de ingredientes antagónicos y de difícil encaje en el relato que pueden desconcertar a una parte del auditorio. Eso sí, las distribuidoras españolas no confiaron en ella, de modo que su estreno ha pasado inadvertido y se ha proyectado exclusivamente en V.O.S.

Dirigida por un Gabrieli Mainetti que desarrolló de forma paralela una fecunda carrera de actor, decidió pasarse a la dirección utilizando como base de su experiencia el cortometraje. Esta película resulta en ese sentido un producto más que loable y su fuente de inspiración es un antihéroe procedente del manga japonés de los años ochenta, creado por Go Nagai, que adquirió una enorme popularidad internacional, Steel Jeeg.

En la película, recreada en nuestros días y en esa Roma en la que nació el director y que conoce como la palma de su mano, ese papel lo juega Enzo Cecotti, un joven delincuente de poca monta que se ve afectado por una sustancia radioactiva cuando cae en el río Tiber huyendo de sus perseguidores. El caso es que recibe poderes sobrehumanos capaz de arrancar cajeros automáticos y levantar un tranvía con sus propias manos, lo que hace de él un fenómeno en las redes sociales.

Sin embargo, todo cambia cuando conoce a Alessia, una joven con problemas psicológicos que vive en un universo de príncipes y princesas convencida de que él es el héroe de Jeeg Robot. Lo peor es que ambos tendrán que hacer frente al Zíngaro, un mafioso de extremada crueldad y asesino implacable de reality show dispuesto a cualquier cosa para alcanzar la fama.

Hay ingredientes discutibles y gratuitos, si bien acaban formando un bloque coherente dentro de la dinámica de semejante producto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deja tu comentario
Los 150 minutos de la nueva película superarán los 142 que duraba 'El ataque de los clones' [..]